Slide 1 Slide 1 Slide 1 Slide 1 Slide 1 Slide 1
Historia
El croata Santiago Peso llegó a la Argentina a principios del siglo XX y se instaló en tierras ubicadas sobre el brazo sur del Lago Argentino, que se convertiría en el actual Parque Nacional Los Glaciares. Pobló aproximadamente 20.000 hectáreas y, en sociedad con un grupo de compatriotas, fundó la estancia “La Jerónima”. Se dedicaban a la cría de ganado ovino y contaban con una incipiente producción bovina.

Corría el año 1924 cuando en un viaje a Río Gallegos conoció a María Martinic, también croata, con quien se casó en 1925 y tuvo 4 hijos: Adolfo (quien fallece al año y medio) Radoslaba (apodada Niní), Ángela (apodada Bebe) y María (apodada Porota).

En 1936, Santiago Peso, víctima de la tuberculosis, viaja por receta médica a la ciudad de Córdoba, donde falleció en 1938. María, su esposa, no se dejó vencer y se hizo cargo de la administración de la estancia, con la ayuda de sus hijas. Niní, una de ellas, suplía su pobre español y hacía las veces de intérprete y traductora.

En homenaje a sus hijas, María decidió, en 1947, cambiar el nombre de la estancia a Nibepo Aike, nombre conformado por las dos primeras letras de cada una de ellas Niní, Bebé y Porota. Aike significa “lugar” en lengua tehuelche.
En la década de los 50’, Niní contrajo matrimonio con el mendocino Juan Enrique Jansma y se afincó en la estancia. También tuvieron cuatro hijos: Carlos, Sylvia, Adolfo y Gladis.

Cuando en 1976 falleció Doña María, Niní decidió comprarles a sus hermanas sus partes de la estancia. Juan Enrique se hizo cargo de la administración, un enamorado del lugar que ya nunca se fue de Nibepo. Actualmente, su hijo Adolfo es quien ha tomado la posta; una historia que se perpetúa de generación en generación.

»La chata: hicieron historia
Las chatas o carretas fueron el único medio de transporte de carga hasta mediados del siglo XX. La carga principal era el traslado de la producción de lana hasta los puertos de la costa atlántica. Cada formación estaba compuesta por varias chatas, tiradas cada una de ellas por aproximadamente 18 caballos y mulas.

El viaje desde Nibepo Aike hasta Río Gallegos (Puerto de Embarque) duraba aproximadamente 20 días. En la estancia quedan varias de esas chatas, que ya forman parte del paisaje.

ver galeria de fotos
Nibepo Aike guarda la esencia de las antiguas estancias patagónicas.
Consultas
Información útil Recomendaciones para disfrutar al
máximo de la estadía en Nibepo Aike.
» click aquí
Información de contacto Tel. Of. Buenos Aires: (+54-11) 5272.0341
Tel. Of. El Calafate: (+54-2902) 492.797
E-mail: hosteria@nibepoaike.com.ar
Seguinos en